Jordi Reynés

Nuestro patrón y armador, Jordi, es un joven que ha dedicado toda su vida al sector náutico y turístico. Tiene titulación de marinero patrón STCW y de buzo profesional. Como buen menorquín, y después de toda un vida navegando alrededor de la isla, es conocedor de las mejores playas, las calas más vírgenes y los rincones secretos que muy pocos saben.

Su pasión por el mar y la tradición menorquina le ha llevado a invertir en su propio llaut, el Binifabini. Después de una completa restauración, llena de amor y dedicación, la embarcación está lista para convertirse en tu hogar durante unas horas o días. ¡Queremos que te sientas como en casa!

Jordi es un amante de la isla y de los innumerables deportes náuticos que se pueden practicar en ella: snorkel, SUP, kayak, buceo, etc., y está dispuesto a compartir su pasión para que puedas conocer Menorca de una manera diferente.

Antes de realizar tu reserva, Jordi te aconsejará sobre las diferentes posibilidades para explorar la isla desde el mar en función de tus inquietudes y necesidades. Y el día de la navegación, estará encantado de explicarte sobre la historia y los lugares que visites durante el recorrido. Su principal misión es hacerte disfrutar de una excursión inolvidable y ayudarte a descubrir lugares inaccesibles desde tierra que te harán soñar.

Manu Man

Manu es nuestro patrón barcelonés. Nacido en la gran ciudad, este chaval de 36 años, proactivo, de espíritu jovial, estilo propio y grata conversación, ha cursado estudios de diseño gráfico y trabajado de cara al público casi toda su vida.

Su amor por el mundo náutico, viene intrínsecamente acompañado por su devoción por la isla de Menorca. Después de vivir en este maravilloso spot Balear por más de una década y recorrer la isla casi al detalle tanto por tierra como por mar, conoce a Jordi Reynés, fundador de Menorca en Llaut.

Juntos deciden hacer de la idea primigenia de Jordi, un sueño común: seguir haciendo un turismo de calidad, sostenible y educativo en el ámbito del charter en Menorca. Esta gran amistad y sentido de la excelencia entre ambos, han convertido nuestros charters en una experiencia única.

Este joven capitán no nació navegante. De hecho, se inició a la náutica hace apenas unos años y su primera travesía fue nada menos que un cruce Atlantico como marinero cocinero. Desde entonces no ha dejado de surcar mares y fabricar momentos de calidad para todo aquel que lo acompaña en sus múltiples travesías. Más de 20 mil millas a la rueda del timón, hacen de Manu un gran compañero para pasar jornadas mágicas navegando Menorca.

En el pantalán lo reconocerás rápido. Te estará esperando siempre puntual en la popa del llaut, con una gran sonrisa y un buen apretón de manos.